Luis A. Suescún en la narrativa de terror colombiana

Luis A. Suescun

por Tita Katherine Otero González

«Cuando mamá Anita me regaló mi primer libro infantil, “The Haunted House”, donde unos niños entraban a una casa embrujada buscando una cometa y encontraban todo tipo de fantasmas y esqueletos, ahí también estaba cifrado mi destino».

Suescún L.A.  – Prólogo Luces y Sombras de Relatos macabros II, el poseído bajo los árboles

A sus 43 años Luis A. Suescún visita Ulibro 2022, Ciudad memoria, concediendo a la Revista Enredarte un espacio para que el público santandereano pueda conocerlo mejor. Pero Suescún no es, como podría pensarse, su apellido paterno, sino el materno, en homenaje a su a su abuela y madre, ambas Ana, que desde pequeño le enseñaron de arte, filosofía y terror. Su abuela Ana desde corta edad le contaba cuentos de miedo y su madre, filósofa de profesión, tuvo como sueño ser escritora, enseñándole, entre otros, sobre Nietzsche y los cuentos de los hermanos Grimm. Entre juegos de fantasmas con sábanas y toallas, el terror dejó de infundir miedo para volverse algo cotidiano en su vida, aprendiendo que esta se basa en aventuras.

En el mes de diciembre de 2019, este autor colombiano decidió lanzarse al ruedo de ser escritor a tiempo completo, después de haberse dedicado por años a la publicidad. Fue con una llamada telefónica para notificarle que era el primer puesto en el IV Festival de las Ánimas de España, con la que entendió que su vocación era la de escritor, a través de la cual podría realmente aportar al mundo. Esa es la herencia de su madre, la vena artística que desde tiempo atrás lo había impulsado a escribir y participar en concursos en los que había recibido reconocimiento por su pluma, llegando a ser finalista y ganador de premios nacionales e internacionales.

Sin embargo, ser escritor independiente no es fácil. Suescún ha crecido gracias a su cercanía con los lectores, a su contacto estrecho con el público, a viajar de ciudad en ciudad promocionando por sí mismo los siete libros hasta la fecha publicados. Al escritor le interesa que lo conozcan por el gusto hacia su obra: ese que se crea después de una charla en un stand de una feria, el que surge del voz a voz. Para él no se trata solamente de vender libros, sino de que el lector se conecte con él y con su obra. Es muy significativa la anécdota que nos contó del joven que se acercó emocionado de encontrarse con él y comentarle que una vez decidió salirse de una clase cuando el profesor le dio dos opciones: prestar atención o seguir leyendo el libro que tenía entre manos. Tal vez, no hay mejor sensación que la del lector que le dice “¡me gusta lo que escribes!”.

Luis A. Suescun en Ulibro 2022

Adicionalmente, no solo se trata de ser un escritor independiente, sino de ser un autor de terror y fantasía oscura, como él se tilda para mostrarse al público. El género, como nos cuenta, debe ser más profundo de lo que las películas hollywoodenses nos muestran; no debe ser solo sangre y gritos, seres o personas malignas que persiguen. Para él, el género de terror necesita una reivindicación: debe ser profundo, filosófico, poético, obviando la simpleza y superficialidad, saliéndose del estereotipo y buscando el arquetipo. Eso nos lleva a que su obra no solo se encuentra inspirada de aquello que observa día a día, sino que está permeada de música, pintura, literatura, cine, filosofía. Quien lea sus obras cuidadosamente, podrá encontrar referencias a autores, descripciones de cosas reales, aires de algo que escuchó, imágenes de otro lugar. Por ejemplo, Casa Usher tiene como inspiración el cuento del escritor Edgar Allan Poe, La caída de la casa Usher; pero no solo eso: sus cuatro partes están inspiradas en la pieza clásica Las Cuatro Estaciones de Vivaldi. A veces toma una obra de alguien más y la interioriza, la lee y relee, la escribe nuevamente, hasta que Suescún no es él sino el otro, para poder reinterpretarla y volverla suya.

Hay que aclarar algo: Suescún se ubica dentro del género de terror y fantasía oscura; sin embargo, él no quiere ser recordado o encasillado siempre en estos. Sus relatos tienen un poco de todo, tratan de temas muy diversos y ahondan en situaciones variadas. En los últimos tiempos fue ganador de un premio del Instituto Caro y Cuervo con un texto de ciencia ficción, pero yendo más allá, su último libro es de romance: Ese hilo rojo llamado amor. Este es la otra cara de su obra XIII salmos para Satán: un mismo tema desde perspectivas diferentes. Estos son hermanos gemelos con la misma cantidad de páginas, como los trillizos de los Relatos macabros, cada uno con 376 páginas, los cuales dentro de poco serán sextillizos. En Suescún nada es casualidad: desde la cantidad de páginas de sus obras, la relación entre ellas y el propio proceso creativo que no sufre del azar, sino de un plan perfectamente delineado.

Santander y su cálida cultura lo han recibido en esta 20ª edición de la feria del libro de Bucaramanga. Esta semana de feria Suescún es un bumangués más, como se siente en cada sitio que visita; por eso, a través de la Revista Enredarte nos recomienda tres de sus más queridos relatos:

1. La casa de la bruja – Recopilado en el libro Relatos macabros I, la casa de la bruja

2. Casa Usher – Recopilado en el libro Relatos macabros III, cuando los nidos de rompen

3. La casa de los cisnes – Recopilado en el libro Relatos macabros I, la casa de la bruja

Los invitamos a que conozcan más del autor y su obra, se acerquen a su stand y lo acompañen en sus eventos de Ulibro 2022:

1. Viernes 02 de septiembre: “Método creativo”. Sala de talleres 3, 10:00 a.m.

2. Viernes 02 de septiembre: “Relatos macabros”. Sala C, 2:00 p.m.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *