¿Qué es la contracultura?

¿Qué es la contracultura? - Revista Enredarte

Era la década de los 50 del siglo XX cuando miles de jóvenes comenzaron a mostrar su inconformismo respecto el status quo de la sociedad. Tal vez, desde mucho tiempo atrás, se han presentado fenómenos culturales que han ido “en contra” de los sistemas dominantes. Algunos piensan que, en la Grecia Antigua, Sócrates representó una de las primeras manifestaciones contraculturales, al ser un pensador que demostró su inconformismo en relación con el sistema. No olvidemos que su muerte, en el siglo 399 a.C., es una confirmación de que pensar en voz alta ha sido una especie de pecado en el tiempo.

La muerte de Sócrates.¿Qué es la contracultura? - Revista Enredarte
«La muerte de Sócrates» – Jacques-Louis David

No obstante, solo es hasta mediados de siglo XX cuando se le empieza a dar nombre a un fenómeno que“(…) contenía una actitud de protesta contra la sociedad tecnocrática que trataba de evitar la burocratización de los partidos y organizaciones revolucionarias tradicionales, y que proponía unos medios nuevos para transformar la sociedad, unos medios que trataban de contener en sí mismos un adelanto de la sociedad desalienada que deseaban crear” (Dezcallar, 1984, p. 14).

Estas son las tan oídas “contraculturas”, término que se empezó a utilizar en Estados Unidos. Pero… ¿qué son? Muchos piensan que son fenómenos del todo opuestos a la cultura “oficial”. Sin embargo, la palabra “contra” no necesariamente significa ello. En este caso, son movimientos culturales que tienen ideologías que no encajan necesariamente dentro de la tradición. Digamos que la cultura “oficial” es la que se ha considerado como “dominante” y que se representa a través de instituciones como la familia, la escuela y el gobierno, enmarcados en pensamientos hegemónicos o tradicionales, que se consideran lo “correcto” dentro de comunidades con creencias, valores y principios preestablecidos.

¿Qué es la contracultura? - Revista Enredarte

Las contraculturales implican no estar de acuerdo con determinados puntos de la cultura oficial, actuar contra ellos (o por lo menos de forma diferente) y buscar, llegado el caso, un cambio. Se trata de cientos de comunidades que no se sienten identificadas con la cultura “oficial” y, por ello, buscan nuevos principios que seguir.

Tal vez algunos piensen que se lucha contra la eliminación total de la cultura oficial. Pero no. No es la imagen de una revolución que busca cambios de paradigmas que marquen un antes y después en la historia, necesariamente; no es reemplazar la cultura dominante. Por eso, las contraculturas coexisten en una misma sociedad, pero siempre desafiando el status quo.

¿Se acuerdan de los hippies? Esa es una de las primeras contraculturas con ideales libertarios y pacifistas. No olvidemos que la moda, la música, el estilo de vida, entre otros, hacen parte de la cultura. Por eso, ellos son uno de los ejemplos más claros de este tipo de manifestaciones contra la cultura “dominante”.

¿Qué es la contracultura? - Revista Enredarte
Hippies: movimiento contracultural de los años 60

José Agustín la define como “una serie de movimientos y expresiones culturales, usualmente juveniles, colectivos, que rebasan, rechazan, se marginan, se enfrentan o trascienden la cultura institucional” (José Agustín, 1996: 129), la cual se da de manera inconsciente y genera sus propios medios, lenguaje, actitudes, etc. (Martínez Rentería, 2000).

 

Por otro lado, Fadanelli (2000) define la contracultura como aquello que se caracteriza en ir en contra de cualquier institución y de los pensamientos considerados hegemónicos, dominantes de esa época. El autor plantea que la contracultura se constituye como contrapeso de la cultura que va a estimular su evolución. Para Villarreal (2000), la contracultura no es una oposición sino un cuestionamiento de todos los métodos autoritarios y coercitivos existentes: “La contracultura puede entenderse como aquello que se opone a toda forma de convención social o de conservadurismo, a todo lo establecido que permanece inmutable o incambiable” (Villareal, 2000: 23). Tania Arce Cortés

Para resumirlo: las contraculturas son todas aquellas manifestaciones culturales (como conjunto de creencias, costumbres, hábitos, valores, etc.), que desafían la cultura oficial de una sociedad por un inconformismo a las instituciones dominantes. Se trata del cuestionamiento a lo preestablecido y a la búsqueda de nuevos principios acorde con los ideales propios.

Sin embargo, muchas veces las contraculturas, justamente por salirse de los cánones tradicionales, suelen ser marginadas y vistas con extrañeza. Sí, esto ocurre aún hoy día a pesar de la libertad de expresión.

¿Han escuchado sobre los grunge? Pues bien, la palabra significa “sucio” o “mugre”. Se trata de una contracultura asociada a una estética “desaliñada” y a sonidos “distorsionados”, revelada contra la sociedad consumista.

¿Conocen Nirvana? Es una banda surgida en Seattle a principio de los años 90, asociada principalmente al género musical grunge derivado del punk, una de las contraculturas más conocidas nacida en Inglaterra en los años 70, caracterizada por un desafío a las conductas sociales preestablecidas y por la búsqueda una estética irreverente. La música y el arte son algunos de los aspectos más importantes de las contraculturas. Son unas de sus herramientas convertidas en estilos de vida.

https://www.youtube.com/watch?v=hTWKbfoikeg

No obstante, existen otras contraculturas que hoy día han empezado a tener mayor aceptación social. Más de uno ama el rock en por lo menos alguna de sus variantes. Este género musical, tan revolucionario en un inicio, con el paso del tiempo ha comenzado a tener festivales de música masivos y de gran importancia alrededor del mundo, como en Colombia con “Rock al Parque” o como el Lollapalooza (que se realiza en diferentes países americanos y europeos).

https://www.youtube.com/watch?v=C5J7Z-dLEns

Las contraculturas están por todos lados y son, en parte, lo que hoy día nos hace ser sociedades ricas y diversas.

Bibliografía:

  • Herrera, J. (2009). Filosofía y contracultura. Quaderns de filosofia i ciència (39): 73-82. https://roderic.uv.es/bitstream/handle/10550/43132/3295457.pdf?sequence=1

  • Arce, T. (2008). Subcultura, contracultura, tribus urbanas y culturas juveniles: ¿homogenización o diferenciación? Revista Argentina de Sociología (11): 257-271. http://www.scielo.org.ar/pdf/ras/v6n11/v6n11a13.pdf

  • Dezcallar, R. (1984). Contracultura y tradición cultural. Revista de Estudios Políticos (Nueva época) (37): 209-237. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/26765.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *