De guante blanco y mil caras: “Arsène Lupin, Caballero ladrón” – Reseña

De guante blanco y mil caras, “Arsène Lupin, Caballero ladrón” - Revista Enredarte

Proyecto apoyado por el Programa de Concertación Nacional del Ministerio de Cultura y el Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga.

Quien haya leído sobre Sherlock Holmes o Hércules Poirot se llevará una grata sorpresa siguiendo los pasos de Arsène Lupin, un astuto ladrón tan suspicaz e inteligente como los grandes detectives de la literatura. Este libro, al igual que ocurre con varios episodios de los investigadores nombrados, es narrado por un gran amigo del protagonista, solo que en este caso las fronteras del bien y del mal se distorsionan en un personaje carismático que no consigue el desprecio del lector, por más que sea un ladrón.

¿Has meditado alguna vez en lo que hay de original y de imprevisto en ese agrupamiento de seres que, todavía en la víspera, ni siquiera se conocían, y que, durante algunos días, entre el cielo infinito y el mar inmenso, van a vivir las circunstancias más íntimas, y a desafiar juntos las cóleras del océano, el asalto aterrador de las olas y la calma angustiosa del agua dormida? Maurice Leblanc

De guante blanco y mil caras, “Arsène Lupin, Caballero ladrón” - Revista Enredarte
Maurice Leblanc, escritor francés padre del famoso ladrón literario de guante blanco Arsène Lupin. (Foto tomada de Internet)

La historia no es una sino muchas: son varias anécdotas de Lupin que están marcadas con su sello de ladrón. Él roba magistralmente sin dejar rastro alguno, el único vacío perceptible es el de los objetos desaparecidos; no deja otra huella que la imprenta de un hurto sin salida ni solución. Llega como una sombra imperceptible al lugar de los hechos, hace su trabajo y se va. Tiembla la gente ante su nombre, en especial aquella con mucho dinero y objetos valiosísimos, que son su punto de mira. Avisa, en algunas ocasiones, de las hazañas que realizará, sin que nadie pueda si quiera acercarse a sus supuestos previsibles pasos. Es un rayo que cae y se esconde al instante entre los distintos personajes que crea para ocultar su identidad.

Entonces, siempre silencioso y tranquilo, sin ocuparse de nosotros, volvió a su asiento, encendió un cigarrillo y se entregó a un examen profundo de los tesoros que había conquistado, examen que pareció satisfacerle enteramente. Maurice Leblanc

Lupin, Netflix. De guante blanco y mil caras: “Arsène Lupin, Caballero ladrón” - Revista Enredarte
«Lupin»: adaptación a serie por Netflix en el 2021. (Foto tomada de Internet)

Ama a una mujer que lo cambia. Tiene un archienemigo que le intenta seguir los pasos sin lograrlo y cuyo nombre les sonará a muchos: Herlock Sholmes. Es una burla a los policías y detectives, incluso los más diestros. Es una lectura completamente fluida y… ¿por qué no? divertida con un personaje tan peculiar: lo importante de la historia, más que la trama, es su excéntrico protagonista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *